Cómo cancelar una portabilidad a Movistar

El proceso de portabilidad no es ni mucho menos instantáneo. Si lo que estás cambiando de compañía es una línea móvil, el plazo se reduce a unos dos días laborables: si haces la portabilidad antes de las 20:00 de un día, al de dos días tu línea ya estará cambiada. En cambio, si también cambias la fibra o fijo, el proceso se puede ir incluso más allá de una semana.

En cualquiera de los casos, si te arrepientes del cambio de operador siempre tienes la oportunidad de echarte atrás, antes de que el cambio se haga efectivo. ¿Cómo puedes cancelar en caso de que estés cambiando tu móvil y/o fijo a Movistar? Te lo explicamos a continuación.

Una llamada para cancelar la portabilidad a Movistar

El proceso para cancelar una portabilidad hacia Movistar es muy sencillo, ya que basta con que hagas una llamada al 1004. Es la vía más rápida y efectiva, ya que con indicar a la locución que te atiende al llamar que quieres cancelar una portabilidad te pasarán con un agente, que atenderá tu petición no sin antes intentar que desistas.

Anota el número de referencia de la cancelación, por si hubiese problemas en el proceso

Tras ese último intento para que no interrumpas tu portabilidad a Movistar, harás una grabación para verificar que eres el titular y que quieres solicitar la cancelación del cambio de operador. No está de más tampoco que apuntes el número de referencia de tu solicitud, que están obligados a ofrecerte.

Cancelar la portabilidad puede tener coste

Para cancelar una portabilidad a Movistar, o a cualquier otro operador, lo primero que tienes que tener en cuenta son los plazos: hasta las 14:00 del día anterior a que la portabilidad se haga efectiva en el caso de líneas móviles y hasta las 11:00 del mismo día en el caso de portabilidades de fijo o fibra.

Pero más allá del tiempo que para cancelar la portabilidad, también tienes que tener en cuenta los posibles costes. Cancelar una portabilidad no puede conllevar, por ley, penalización alguna y así ocurre en las portabilidades móviles. Incluso aunque llegues a recibir la SIM, de Movistar en este caso, no te pueden cobrar nada por un contrato que no ha llegado a entrar en vigor.

Cancelar una portabilidad de fibra puede salirte muy caro

En cambio, si la portabilidad incluye una conexión de fibra, sí que pueden cobrarte una penalización de más de 100 euros. Los operadores, incluido Movistar, se escudan en que para comprobar que la portabilidad se puede hacer, tienen que mandar un técnico hasta tu ubicación para comprobarlo insitu, por lo que ya están incurriendo en costes antes de que se active el servicio.

Por eso, si cabe la mínima posibilidad de que canceles la portabilidad a Movistar, por ejemplo porque te hagan una contraoferta, es mejor que primero pidas la portabilidad solo de la parte móvil, para ahorrarte posibles penalizaciones. Si vas a hacer un amago de portabilidad con el objetivo de mejorar tu oferta actual, es lo que debes hacer.