Digi es uno de los operadores que más fácil ponen cancelar una portabilidad. Hay cuatro vías para ello:



    • Rellenar el formulario que puedes encontrar en esta página
    • Llamar a atención al cliente de Digi. Desde un número Digi tendrías que marcar el 1200 y desde cualquier otro número al 642642642. Ten en cuenta que su horario es de lunes a viernes de 9h a 21h.
    • Si has pedido una portabilidad móvil, en el mail de seguimiento del pedido tienes un botón Cancelar
    • En cualquiera de las tiendas Digi

    ¿Qué plazo tengo para pedir la cancelación de la portabilidad?

    El plazo límite para cancelar una portabilidad depende de qué estés portando:

    • Línea móvil: hasta las 14h del anterior día laborable (de lunes a viernes) a cuando se haga efectivo el cambio de compañía.
    • Línea fija/fibra: en el SMS de confirmación de portabilidad tienes la hora límite.

    Ten en cuenta que si portas tanto la fibra como el móvil, tienes que pedir la cancelación de la portabilidad de cada servicio por separado.

    ¿Me pueden penalizar por paralizar la portabilidad?

    Si sólo portas la línea móvil, aunque tengas la tarjeta SIM en tu posesión no pueden penalizarte de ninguna manera. Incluso ni te reclamarán la SIM de vuelta.

    En cambio, si lo que cambiabas era la fibra, si te la llegan a instalar sí que pueden reclamarte el coste de la instalación. Además, tendrás un plazo de 15 días para devolver los equipos instalados, si no quieres sumar más euros a la penalización.

    Mikel Cid

    Lo de las tarifas es lo mío, me paso el día rastreando las páginas de los operadores en busca de novedades que aquí publico. Antes de crear esta web escribí sobre tarifas y móviles en Xataka Móvil durante seis años y otros dos años en El Confidencial.

    🔎 Encuentra la tarifa que te hará ahorrar en menos de 30 segundos

    Portada TarifasDe

    Deja de pagar por servicios que no usas. Con nuestro recomendador de tarifas damos con la tarifa que se adapta a la perfección a lo que necesitas, sin malgastar gigas o pagar por cosas que nunca vas a usar.